Menú principal

SERGIO BRAVO: “AGROINDUSTRIA FUE UNA APUESTA EN UNA EPOCA DONDE LA VINCULACION DE LA ACADEMIA ERA CASI PECAMINOSA” PDF Imprimir

En otra época, vincularse con el entorno resultaba pecaminoso, se entendía la academia como una cátedra que iluminaba a todos y que cualquier contacto con el exterior podía contaminarla. Hoy la mirada a cambiado y el Instituto de Agroindustria de la Universidad de La Frontera fue uno de los primeros en dar ese paso”, sostiene en entrevista, el Rector de La Universidad de la Frontera, Sergio Bravo, quien valoró el significativo esfuerzo en la creación de una unidad interdisciplinaria con alto impacto en el desarrollo agroindustrial de Chile.

En el marco de la celebración de los 25 años del Instituto de Agroindustria, el Rector de la UFRO y uno de los fundadores de la

Institución, conversó con nosotros para contarnos la historia y los esfuerzos que estuvieron detrás de la génesis de uno de los proyectos más ambiciosos en términos de desarrollo agroindustrial, altamente vinculado con diversos actores del rubro y nacido en el propio seno de la Universidad.

 

Corría el año 1987 y la  Universidad de la Frontera  se propuso la tarea de definir un plan estratégico de desarrollo de laAraucanía en diversos polos, entre ellos el rubro agroindustrial en una región eminentemente agrícola.

En esa época se invitó a mucha gente a trabajar con esa mirada,  donde la idea fuerza era la interdisciplinaridad que permitiría juntar en el mismo espacio físico, a académicos de diversas áreas que estuvieran relacionados con el rubro agroindustrial. Finalmente a través de un proyecto FONDEF, se logró la construcción del Instituto, antes no había nada, la parte posterior de laUniversidad, eran literalmente potreros, para finamente dar vida a un espacio físico que albergaba a académicos de las Facultades de Ingeniería, Agronomía, además del Departamento de Ciencias químicas”, relata Bravo rescatando la historia de este emblemático Instituto.

Bravo, recuerda claramente, la aventura de crear una institucionalidad que a diferencia del resto de las facultades, se comenzará a vincular con el entorno, además de transformarse en una instancia de postulación a decenas de proyectos, “el Instituto de Agroindustria tenía recursos, tenía una institucionalidad, sin embargo no fue fácil, si bien pudimos crearlo, permaneció acéfala por más de un año y medio, había un Director y una secretaria. El año 92 aceptaron la creación del Instituto, gracias a la gestión de recursos no solo se construyó el edificio sino también se pudo adquirir equipamiento, vehículos. Fue increíble, al año siguiente había mucha actividad”, precisó Bravo.

La vinculación del rubro agroindustrial acercando la academia al mundo público y privado han permitido al Instituto de Agroindustria tener vida propia al interior de la Universidad, como una sub-marca de la Universidad de La Frontera Sin embargo, el camino para llegar no fue fácil e involucró el esfuerzo sostenido de muchos actores en un escenario al inicio de los 90’ complejo, donde la vinculación dentro de la Universidad era escasa.

La universidad tenía escasa vinculación, éramos como una suerte de bichos raros dentro de la gran cátedra, un verdadero ícono, una curiosidad que trabajaba 24/7, existía mucha efervescencia en ese tiempo,  soñábamos con tener alojado un doctorado ahí, ahora tenemos dos, además de los laboratorios. El departamento de Ciencias Químicas se ligó y de contamos con la activa participación de los académicos de agronomía. Agroindustria se   transformaba en un gestor de proyectos potentes, salíamos a buscar recursos, no había jerarquías dentro, teníamos que convencer personas, esa era apuesta, invitarlos a construir juntos”, sentencia el rector Bravo.

Este próximo jueves 11 de agosto, el Instituto de Agroindustria celebra sus 25 años de vida aportando a la investigación, innovación, transferencia tecnológica,  vinculación y desarrollo del rubro agroindustrial. “Solo puedo decir, que la Universidad de La Frontera se siente muy orgullosa de quienes han podido construir  25 años de mucho esfuerzo y trabajo, pero los logros están a la vista, el trabajo de todos que espero se prolongue por muchos años más”.